Saltar al contenido principal
Conmutador: 492-491-5000

Concientiza investigador a jóvenes sobre la importancia de dormir para tener buena salud

  • “Dime cuánto duermes y te diré cuánto vivirás”, advierte Reyes Haro en conferencia magistral

Zacatecas, Zac.- México ocupa el primer lugar en el ámbito mundial por la cantidad de niños y jóvenes roncadores, lo cual se constituye como uno de los principales trastornos del sueño, advirtió el investigador Reyes Haro Valencia, del Instituto Mexicano de Medicina Integral del Sueño.

Al impartir la conferencia magistral, La ciencia detrás del sueño, como parte de las actividades de la 23 Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, el médico explicó que las tres reglas para una persona exitosa son hacer ejercicio, comer sanamente y dormir bien, de ahí la importancia de este tema.

Precisó que una persona adulta debe dormir por lo menos ocho horas diarias, en tanto que en las y los jóvenes lo mínimo deben ser nueve horas diarias, pues de no hacerlo, afectan directamente la hormona del crecimiento y el desarrollo de su cerebro.

Ante un auditorio integrado principalmente por estudiantes de nivel medio y superior, Haro Valencia precisó que según los estudios, el uso de aparatos como video juegos, tabletas electrónicas y celulares, además de redes sociales como Facebook y WhatsApp, han provocado que las y los jóvenes duerman menos.

Esto deriva en problemas cognitivos, déficit de atención y baja en el rendimiento escolar, por lo que dijo no estar en contra de las nuevas tecnologías, pero sí a favor de que se controle el uso de estos aparatos que generan lo que se conoce como “deuda del sueño”.

El investigador aseguro que dormir bien repercute directamente en la expectativa de vida de las personas por lo que advirtió: “Dime cuánto duermes y te diré cuánto vivirás”.

Explicó que en el descanso se desarrollan varias etapas del sueño durante las cuales una buena parte de los mexicanos, al menos el 75 por ciento, desarrollan trastornos como los ronquidos y el insomnio, que afectan la vida cotidiana y la salud.

Estos padecimientos, dijo, a la larga derivarán en una vida menos longeva, así como el desencadenamiento de enfermedades genéticas, por lo que insistió en dormir el tiempo recomendado, pues con ello se restaura el sistema neuronal, los ritmos hormonales y el sistema inmune, además de otros.

Entre las recomendaciones que ofreció, Haro Valencia habló de la higiene del sueño, que consiste en hacer ejercicio, evitar descansos diurnos, disminuir sustancias estimulantes, mantener horarios regulares de sueño y reducir ingesta de líquidos antes de dormir.

Además, conocer posturas que faciliten el sueño, retirar relojes de la habitación, disminuir ruidos e iluminación, así como revisar y cambiar el colchón al menos cada cinco años, lo cual ayuda a conciliar el sueño de mejor manera.

Volver arriba